URL corta: http://wp.me/pv9nh-1B

A tenor de la “polémica” sobre los apellidos me pregunto “¿Es machista el Partido Popular?“: tras pensarlo detenidamente, mi respuesta es , sin lugar a dudas. Y si no lo es, se esfuerza mucho por aparentarlo.

Tres frases y un poco de lógica fundamentan mi respuesta:

1. En España los apellidos tradicionalmente debían ser: apellido del padre + apellido de la madre, en este orden.

2. El Partido Popular modifica el Código Civil (1999) para que se pueda modificar el orden de los apellidos de mutuo acuerdo por los progenitores.

¿Puede estar en contra el PP de que se pueda alterar el orden de los apellidos? NO, ya que el mismo Partido Popular modificó la norma.

El Partido Popular, sin embargo, cuando modifica el Código Civil en 1999, ve oportuno que en caso de desacuerdo el apellido del padre (HOMBRE) predomine sobre el de la madre (MUJER)

Y aquí se crea el problema:

¿Es machista esta decisión? Pues,. Se puede estar de acuerdo, o no, pero que discrimina a la mujer es claro y diáfano.

¿Es constitucional esta decisión? Pues, probablemente, “NO” porque la Constitución Española aboga por la igualdad entre hombres y mujeres, justamente lo contrario de lo que hizo el Partido Popular al modificar el Código Civil

¿Qué propone ahora el Partido Socialista? Pues, modificar la norma para que hombres y mujeres sean iguales ante la ley.

La pregunta ahora es: ¿está usted de acuerdo en que los HOMBRES y las MUJERES tengamos los mismos derechos?

Si responde usted que “NO ESTÁ DE ACUERDO EN QUE HOMBRES Y MUJERES TENGAMOS LOS MISMOS DERECHOS” pues sencillamente es usted MACHISTA y coincide con la postura del Partido Popular

Si responde usted que “SI ESTÁ DE ACUERDO EN QUE HOMBRES Y MUJERES TENGAMOS LOS MISMOS DERECHOS” pues está a favor de la iniciativa del Gobierno Socialista.

Creo que queda suficientemente claro que la modificación que propone el Partido Socialista promueve la igualdad y soluciona la injusta medida que legisló el Partido Popular en 1999.

Ahora bien, ya que buscar la igualdad es saludable, democrática y constitucionalmente, hablando se podría plantear el debate de si ¿es el orden alfabético un criterio razonable para decidir el apellido en caso de disputa de los progenitores?

Yo, sinceramente creo que sería mucho más razonable un “sorteo puro”. No ya por el miedo a que desaparezcan ciertos apellidos sino para evitar la ventaja inicial del padre o la madre en caso de disputa. Un sorteo con el 50% de probabilidad para cada uno creo que sería lo más justo.

Anuncios

Carta a Ramón L. Valcárcel [http://wp.me/pv9nh-1n]

He visto con asombro como Ud. ha anunciado que no aplicará la nueva “Ley de la salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo” basándose en que existe un recurso al Tribunal Constitucional que todavía no se ha resuelto.

Pues bien, Valcálcel, en primer lugar como todo los ciudadanos y ciudadanas de este país debe acatar todas las leyes que manan de la soberanía popular. Y si cree que por ser de derechas no está sujeto a los mismos derechos y deberes que el resto de ciudadanos, se equivoca. Con este razonamiento ya sería más que suficiente y no sería necesario seguir escribiendo pero teniendo en cuenta los compañeros de lugar, quiero decir de derechas que PPolulan por sus tierras es, hasta cierto punto comprensible, que no tenga muy claro el concepto de legalidad.

En segundo lugar, por si la primera razón no es suficientemente clara y contundente, me gustaría presentar su desobediencia civil de manera comparada con otros casos con los que está familiarizado y verá a qué situación tan curiosa puede llegar si sigue con su empeño.

Verá, el no acatar y cumplir la Ley de la salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo” según sus razones es similar a:

“no respetar la presunción de inocencia de la nueva ley”

porque la está “condenando” antes de que el juez dicte sentencia

Siguiendo su lógica, le agradecería que de inmediato,

“que no se respete la presunción de inocencia de todos los implicados en
corrupción del PP y vayan directos a la cárcel”

¿Verdad que no le hace gracia que no se respete la presunción de inocencia sus compañeros imputados y presuntamente corruptos ? Pues bien, en ese caso respete la soberanía popular y cumpla con la nueva Ley de la salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo y con su obligación.

Y, por favor, Valcárcel también le pediría que no haga demagogia barata:

¿Le importa a Ud. que se pueda abortar en este país?

Pues creo que no, permítame que lo piense.

La prueba:

EN 8 AÑOS DE GOBIERNO DEL PP CON AZNAR Y RAJOY A LA CABEZA NI USTED NI NADIE DE SU PARTIDO MOVIERON UN DEDO PARA CAMBIAR LA LEY DEL ABORTO

Y ni la Iglesia Católica ni ninguna de sus organizaciones PPdirigidas salieron a la calle a protestar.

[http://wp.me/pv9nh-M]

Ana es una joven de 17 años que conocí en mi consulta. Llegó llorando pidiendo ayuda porque se había quedado embarazada de su novio, Miguel, de 20 años. Cuando le pedí que me explicara que le ocurría, aterrada, me contó:

-          Verá, hace 3 años que estoy con mi novio, nos queremos desde el primer día y tenemos claro que queremos estar juntos. Mis padres se oponen a nuestra relación porque Miguel no ha estudiado, no trabaja y dicen no tiene futuro. Desde hace dos años mantenemos relaciones sexuales completas y siempre tomamos medidas pero no sé cómo… [llora]… me he quedado embarazada.

-          Tranquila… ¿no quieres el embarazo? – pregunté

-          ¡No! Todo lo contrario, Miguel y yo lo hemos hablado y queremos el hijo pero si mis padres se enteran querrán que aborte, me harán la vida imposible, me castigarán, me pegarán y no puedo irme de casa porque ni mi novio ni yo tenemos recursos. ¡Por favor ayúdeme a mantener el embarazo en secreto hasta que sea imposible pararlo!

Este caso me impactó. No comprendo que pueda haber padres así que puedan transmitir tanto miedo a una hija. Hablé con ella un rato y valoré que era una joven madura, con las ideas muy claras… no lo dudé ni un instante: seguiría su embarazo en mi consulta y la ayudaría hasta donde pudiese para que sus padres no pudiesen dañarla.

¿Qué hubieras hecho tú?

Al día siguiente, imaginad mi sorpresa cuando llegó a mi consulta Eva, también de 17 años y muy parecida físicamente a Ana, lloraba amargamente pidiendo ayuda porque se había quedado embarazada de su novio, Juan, de 20 años. Le animé a que me contara pero he de reconocer que esta vez  un  poco aturdido por la coincidencia con el caso del día anterior:

-          Verá, hace 3 años que estoy con mi novio, nos queremos desde el primer día y tenemos claro que queremos estar juntos. Mis padres apoyan nuestra relación porque es de muy buena familia y trabajador. Desde hace dos años mantenemos relaciones sexuales completas sin que nadie lo sepa y siempre tomamos medidas pero no sé cómo… [llora]… me he quedado embarazada.

-          Tranquila… ¿puedo ayudarte con tu embarazo? – afirmé

-          ¡No! Juan y yo hemos decidido no seguir con el embarazo. Somos muy jóvenes, yo tengo que estudiar y él abrirse camino en su trabajo. No es el momento. Por favor, ayúdeme a abortar sin que se enteren mis padres. Si se enteran que estoy embarazada me van a matar, me harán la vida imposible, me obligarán a tener el niño, destrozarán mi vida, por favor… ¡ayúdeme!

Me quedé pensando un largo rato sobre cómo me podía estar pasando esto. Seguía sin comprender que pueda haber padres que aterroricen así a una hija. Hablé con ella un rato y valoré que era una joven madura, con las ideas muy claras… esta vez dudé un poco pero…

… lo tenía claro, la capacidad de decidir de Ana y Eva eran exactamente las mismas, así que la miré y le dije que no se preocupara: que la ayudaría.

Con esta pequeña historia he querido reflejar mi opinión sobre el que las jóvenes mayores de 16 años puedan abortar sin conocimiento de sus padres con la nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Creo que en este momento no estamos debatiendo aborto sí / aborto no, eso ya se debatió hace muchos años en España y tanto gobiernos de derechas como de izquierda lo han mantenido porque es justo y necesario. Y todos lo saben tanto PP como PSOE.

En las últimas semanas se han escuchado muchos disparates, noticias manipuladas e interesadas, exageraciones, mucha demagogia  sobre el tema de los 16 años.

Si no has dudado en decir “sí” en ayudar a Ana, no puedes decir “no” a Eva porque el caso es exactamente el mismo. Es decir, la capacidad y el derecho de decidir de una persona de 16 años sobre su vida, sobre su salud.

Sobre lo que se ha dicho, lo que se está diciendo y lo que se dirá sobre el Alakrana y sobre la actuación del gobierno.

Como tengo ciertas sospechas de que no llegarás al final de este texto, te planteo mi conclusión: si te interesa, pues sigues leyendo; si no, pues encantado de coincidir contigo en el ciberespacio y hasta otra.

Creo que lo más positivo sería sentarse a analizar fríamente lo ocurrido y debatir constructivamente las mejores medidas para que esto no ocurra pero, no obstante se están diciendo tantas cosas tan graves que… pienso:

  1. La RESPONSABILIDAD de lo que ha pasado con el Alakrana ES DEL ARMADOR y/o MARINEROS que decidieron ir a pescar a una zona peligrosa y, más aun, alejarse de la zona protegida por la Operación Atalanta.

Y, si no estás de acuerdo, pues deja un comentario que estaré en cantado de reflexionar contigo.

2. Una vez que los marineros son secuestrados por los piratas, la obligación del gobierno es ayudar para que  sean liberados y no sufran daños. Y viendo el desenlace, la gestión del Gobierno ha sido EFICAZ porque ha conseguido su objetivo: TRAER A LOS MARINEROS SANOS Y SALVOS A CASA.

Una vez expuestas mis conclusiones déjenme hacer una pequeña reflexión que no es objetiva y una conclusión que no es cierta pero, que intentan acercarse lo máximo posible al concepto de objetividad y de verdad que da de sí mi limitado intelecto.

Antes de:

Imagine que es Ud. un avezado negociante que ve una gran oportunidad de negocio en la venta de aceite de oliva en Somalia, producto muy apreciado allí. Valientemente, y a pesar de las recomendaciones de no visitar el país, se lanza a la aventura y al negocio seguro. Desgraciadamente, nada más llegar le roban toda la mercancía y lo secuestran con la petición de rescate a su familia.

¿Cree que el gobierno del intrépido comerciante debe ayudarle a salir de la situación? Yo creo que sí, que los gobiernos deben de hacer lo posible por ayudar a sus ciudadanos. Pero hasta donde, ¿mandamos una escolta militar a todos los españoles y españolas que se aventuren en zonas de riesgo? ¿Qué responsabilidad tiene el comerciante sobre sus actos?

¿Por qué vemos de manera tan distinta el caso Alakrana?

El momento:

El pesquero Alakrana se desvía de la zona de protección de la marina y se adentra en aguas más peligrosas persiguiendo el pescado. Me parece muy bien, pero ahora que todos los marineros regresan a casa puedo decir que la RESPONSABILIDAD es del armador y/o marineros que tomaron la decisión de salir de la zona de protección.

El hecho repetido hasta la saciedad en los medios de que el pescado se mueve de sitio es un hecho cierto, pero ¿cuántas veces dejamos escapar opciones ventajosas a lo largo de nuestra vida por motivos morales, éticos, estéticos o legales? El pescado se mueve, pero la responsabilidad de seguir los peces  o quedarse en la zona más segura es del armador y/o los marineros, por favor, dejemos de buscar culpables en otros lugares.

Llegados a este punto, que es considerar como responsables de la situación al armador y en valorar como eficaz la labor del gobierno nos queda otra cuestión: ¿ha sido eficiente la labor del gobierno?

Y, es aquí, en valorar la eficiencia o no de las acciones ejecutadas por el gobierno donde los políticos deberían esmerarse (todos) en analizar lo sucedido y en proponer mejoras para que esto no vuelva a repetirse.

Las declaraciones, tanto el sacar pecho de manera triunfante y excesiva como las salvajes, demagógicas e injustas  declaraciones del  PP y medios afines hacen un flaco favor a nuestro país.

Yo como ciudadano quiero, exijo que los políticos y políticas de este país se dediquen a trabajar para el bienestar de las personas de manera leal y responsable.

Para terminar, una reflexión sobre lo fácil que es para la oposición crispar, desinformar y manipular las situaciones. La clave de toda la política del PP, si se puede llamar política es:

¡NO A TODO LO QUE DIGA O HAGA ZAPATERO!

Y esto con independencia de que esté bien o mal (Atalanta), de que ellos lo hayan hecho con anterioridad (negociar con ETA), de haberlo hecho mucho peor (Prestige, 11-M, Yakolev-42…) o de haber obrado en contra de la opinión de la mayoría de los españoles (invasión de Irak) o de manifestarse en contra de lo que se ha hecho en sus 8 años de mandato (aborto) sin que hicieran nada para evitarlo.

Así que fíjense que fácil es para el PP crispar por el secuestro del Alakrana.

–        Si el gobierno no hace nada -> a liarla porque no hace nada

–        Si el gobierno manda actuar al ejercito -> a liarla por poner en riesgo la vida de los marineros. Y si hubiese fallecido algún marinero en la acción armada pues mucho más crispación. Además, para el PP es normar desarrollar una acción armada en territorio extranjero.

–        Si no se hubiese capturado a los dos piratas -> a liarla porque no se captura a los secuestradores.

–        Si no se traen a España -> a liarla porque van a ser juzgados de mentirijilla y puestos en libertad

–        Si se traen a España -> a liarla porque se obstaculiza la negociación.

Así que la culpa es del ZA, ZA, Zapatero haga lo que haga.

Y que propone el PP, pues lo de siempre: lo mejor para los españoles, lo que España necesita y las reformas necesarias, claro, ¿verdad? Pero en concreto que haría, pues eso, no te lo he dicho antes: “lo correcto y adecuado”

Bueno, llego al final:

  1. Un abrazo y mi ENHORABUENA a los marineros y sus familias por el fin de la pesadilla.
  2. Felicidades a Zapatero y su Gobierno por haber demostrado ser EFICACES (han solucionado el problema)
  3. Mi deseo de que la oposición gane en cordura y empiece a realizar una política constructiva