Carta a Ramón L. Valcárcel [http://wp.me/pv9nh-1n]

He visto con asombro como Ud. ha anunciado que no aplicará la nueva “Ley de la salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo” basándose en que existe un recurso al Tribunal Constitucional que todavía no se ha resuelto.

Pues bien, Valcálcel, en primer lugar como todo los ciudadanos y ciudadanas de este país debe acatar todas las leyes que manan de la soberanía popular. Y si cree que por ser de derechas no está sujeto a los mismos derechos y deberes que el resto de ciudadanos, se equivoca. Con este razonamiento ya sería más que suficiente y no sería necesario seguir escribiendo pero teniendo en cuenta los compañeros de lugar, quiero decir de derechas que PPolulan por sus tierras es, hasta cierto punto comprensible, que no tenga muy claro el concepto de legalidad.

En segundo lugar, por si la primera razón no es suficientemente clara y contundente, me gustaría presentar su desobediencia civil de manera comparada con otros casos con los que está familiarizado y verá a qué situación tan curiosa puede llegar si sigue con su empeño.

Verá, el no acatar y cumplir la Ley de la salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo” según sus razones es similar a:

“no respetar la presunción de inocencia de la nueva ley”

porque la está “condenando” antes de que el juez dicte sentencia

Siguiendo su lógica, le agradecería que de inmediato,

“que no se respete la presunción de inocencia de todos los implicados en
corrupción del PP y vayan directos a la cárcel”

¿Verdad que no le hace gracia que no se respete la presunción de inocencia sus compañeros imputados y presuntamente corruptos ? Pues bien, en ese caso respete la soberanía popular y cumpla con la nueva Ley de la salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo y con su obligación.

Y, por favor, Valcárcel también le pediría que no haga demagogia barata:

¿Le importa a Ud. que se pueda abortar en este país?

Pues creo que no, permítame que lo piense.

La prueba:

EN 8 AÑOS DE GOBIERNO DEL PP CON AZNAR Y RAJOY A LA CABEZA NI USTED NI NADIE DE SU PARTIDO MOVIERON UN DEDO PARA CAMBIAR LA LEY DEL ABORTO

Y ni la Iglesia Católica ni ninguna de sus organizaciones PPdirigidas salieron a la calle a protestar.